Desde este lado del mar


HISTORIAS DE VIDA
abril 7, 2009, 6:33 pm
Filed under: Ecuatorianos, Empleo, Madrid

El vendedor de vírgenes

vendedor_virgenes-blog

Para dar con el vendedor de vírgenes hay que seguir la calle de la Fe. El mercader se coloca al final de esta estrecha calle de Lavapiés, justo enfrente de la Iglesia de San Lorenzo. Vende, sin tener licencia para hacerlo, vírgenes, santos, rosarios, escapularios, manillas y demás cosas religiosas. Con dos cartones que trajeron fruta fresca al barrio y otro más alargado, que algún día guardó el armazón de una parrilla, hace su mesa y sobre ésta coloca un mantel blanco, “en señal de respeto”, dice este hombre que no quiere contrariar a Dios con su actividad comercial. Se llama Jorge Guerrón, es ecuatoriano, tiene 50 años, está en paro, y cuenta que “la crisis” le sacó a la calle.

 

El Domingo de Ramos, este vendedor llega a su esquina poco antes de la misa de doce y busca sus cartones-mesa en la tienda de alimentación donde los deja encargados. El servicio religioso de las doce es clave porque llegan muchos latinoamericanos que buscan sus imágenes como la virgen del Cisne, la de Caacupé, la de Urkupiña, el Divino Niño… que físicamente están en la iglesia de Lavapiés gracias a que un sacerdote viajó a Latinoamérica y trajo todas las tallas que se veneran por esas latitudes.

 

Con cada billete que recibe se santigua y repite para sí mismo “Dios ha de querer que salgamos de ésta”. Se confiesa católico y se jacta de saber todo acerca de las vírgenes que vende, y para probar su conocimiento cuenta la historia de una virgen ecuatoriana que es partera, y que sale por las noches a socorrer a las parturientas que la invocan.

 

¿Qué es lo que más se vende en este tiempo? Los escapularios, dice el ecuatoriano y explica que “la gente quiere llevar algo religioso encima”. Él mismo lleva un colgante con la imagen de San Judas Tadeo, el santo de las causas difíciles. Se lo puso después de que perdiera su trabajo, el 18 de enero, hasta ese día trabajó como oficial de obra: su último encargo fue colocar remates en una piscina olímpica en la Ciudad Universitaria.

 

El vendedor de vírgenes se muestra optimista y confía en que la crisis pase pronto. Sujeta la estampa de Judas Tadeo de su escapulario y cruza los dedos para que Madrid sea elegida ciudad olímpica para los juegos de 2016. “Así se construirían estadios y otras instalaciones deportivas”, asegura. Pero mientras el Comité Olímpico se decide, el ecuatoriano confía en agotar todo su stock religioso en esta Semana Santa. Parece que lo logrará, porque al final de este Domingo de Ramos ha reunido 80 euros, cuatro veces más de lo que gana un domingo ordinario. Levanta los cartones-mesa satisfecho y entra a la iglesia para rezar un poco. Cuando sale, se marcha por la calle de la Fe, pero antes sonríe y deja ver el diente de oro que trajo desde Ecuador.

 

Fotografía Edu León

Anuncios

4 comentarios so far
Deja un comentario

Precioso relato, si hasta da ganas de ir uno y comprarle una virgen y ser creyente , aunque sea por semana santa.
La rusa

Comentario por La rusa

“Dios ha de querer que salgamos de ésta”.
Pues yo creo que Dios nisiquiera sabe que existimos… para eso habría que encontrarlo dentro, estar conciente. Y el vendedor de vírgenes parece tener las cosas claras.
Un saludo.

Comentario por Hipatia

“cuando sale, se marcha por la calle de la Fe.”

esta frase dice todo… en esta epoca de decepcion; tenemos que acordar de las cosas sencillas– come el barrio, nuestos vecinos– y La Fe.

Comentario por andrew

Me encanta saber que puedo seguir leyendo estas crónicas tan amenas y tan llenas de verdades.
Un saludo y adelante!

G.-

Comentario por G.-




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: