Desde este lado del mar


Redadas de inmigrantes
junio 4, 2010, 5:04 pm
Filed under: Madrid, Papeles | Etiquetas: , , ,

Acoso policial contra los inmigrantes

Retomo este blog con un tema fuerte: los controles de identidad a inmigrantes en España, aunque creo que la palabra más justa es racismo. Siento profunda indignación cuando veo a los policías, vestidos de paisano o con uniforme, en el metro o en cualquier calle de Madrid, pidiendo papeles a las personas que tienen un tono de piel diferente. Alguna vez un policía en la Plaza de Lavapiés me dijo que ellos paraban únicamente a las personas de las que sospechan que eran ilegales. Y yo le pregunté cuáles eran las tácticas de inteligencia policial que les permitían distinguir entre quién tiene papeles y quién no. No hubo contestación. La respuesta obvia es que la Policía hace controles racistas. Paran a las personas no blancas, a las personas que sospechosamente son inmigrantes que han venido a buscarse la vida.Me gusta mucho el revuelo que ha causado la ley antiinmigración de Arizona, que a partir de julio permitirá a la Policía detener a las personas que por su aspecto parecen extranjeras. En varias ciudades de Estados Unidos y de América Latina la gente ha salido a la calle para pedir la derogación de esa ley.
En España también se han levantado voces de protesta. Uno de los periódicos más ‘progres’ ha mandado incluso a un enviado especial para cubrir las manifestaciones en Phoenix y el periodista (que respeto mucho) ha logrado visitar incluso un centro de detención de extranjeros. Todo esto, como he dicho, me gusta mucho. Sin embargo, no dejo de preguntarme el porqué la opinión pública en este país no tiene la misma reacción cuando el acoso al inmigrante en Arizona está pasando aquí mismo. La Policía está deteniendo a inmigrantes en la calle, en el metro, en los locutorios y hasta en pisos particulares (con la excusa de que han recibido una denuncia por ruido) sin que haya una ley que claramente faculte a los agentes a hacer controles discriminatorios de identidad.
La semana pasada, el grupo llamado Ferrocarril Clandestino presentó un informe sobre las redadas en contra de inmigrantes. Hicieron más de cien entrevistas para determinar el modus operandi de los policías. Los testimonios fueron presentados solamente con la inicial del nombre de pila de los inmigrantes. Sobra decir que corresponden a nombres de personas africanas y latinoamericanas.

N. pasea con la señora mayor con demencia senil que cuida mientras espera a la hija de la enferma. Les para la policía, que pide los papeles a la trabajadora. N. dice que no los tiene encima, que está cuidando a esta señora mayor que está muy enferma de la cabeza y que no la puede dejar sola ni se puede poner nerviosa porque se altera mucho. Mientras tanto llega la hija de la señora, que le dice educadamente a la policía que porqué no se dedican a otras tareas que no alteren el orden ni la tranquilidad de la gente , que para eso está la policía y no para impedir que la gente haga bien su trabajo. Insiste que la chica no ha hecho nada malo más que ser responsable cuidando de su madre, es decir, haciendo bien su trabajo. La policía, en tono chulesco, le dice a la señora que no interfiera en una acción contra la seguridad ciudadana o tendrá ella también problemas. La mujer le insiste que ni ella ni la trabajadora doméstica son delincuentes. Pese a ello finalmente detienen a N. y a la señora mayor le da una crisis de ansiedad. La policía se va tranquilamente y la hija se queda sola en la calle con su madre en pleno ataque. Posteriormente, la hija estuvo horas intentando localizar a la chica en alguna comisaría ya que no le daban ninguna explicación. Soltaron a N. 24h después sin haberle dado nada de comer y sin asistencia letrada.

En la foto que ilustra este post (tomada por Edu León) aparecen varios extranjeros que buscan trabajo en la Plaza Elíptica de Madrid. Llegan todos los días alrededor de las seis de la mañana y esperan que alguien les recoja para trabajar al menos unas horas. Los policías han descubierto este punto de concentración de inmigrantes, y uno que otro día, se pasan por allí pidiendo papeles. La gente que frecuenta la plaza cuenta que a veces los agentes llegan en una furgoneta, disfrazados de empleadores. Les dicen que suban todos los que quieren trabajar y los inmigrantes se embarcan confiados con la mochila donde llevan su ropa de trabajo y un bocadillo para pasar el día. A medio camino, los supuestos empleadores sacan su placa y les piden sus papeles. Y nos parece terrible que allá bien lejos, en Arizona, haya una ley que permita a los policías detener a los inmigrantes y deportarlos.

Anuncios

1 comentario so far
Deja un comentario

Y después dicen que no hay racismo!! que los españoles no son racistas…y que todo empezó cuando llegaron los inmigrantes…
Me encanta seguirte! sigue escribiendo para enterarme del quehacer “primermundista”

Comentario por PATRICIA




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: